Personal tools
Document Actions

Teléfono: 987 230 062

MALOS TRATOS

Volver al indice

INTRODUCCIÓN

La violencia hacia las mujeres no es problema reciente; ha estado presente a lo largo de la historia, siendo ignorada, tolerada y aceptada durante siglos.

En los años 70 y 80 (S. XX) asociaciones de mujeres de países como Estados Unidos o Inglaterra empiezan a hablar en diferentes foros sobre la situación en la que vivían muchas mujeres. Comienza, de esta forma, a visibilizarse la violencia que sufrían a manos de sus esposos, compañeros o parejas.

A partir de los años 80, organismos internacionales como la ONU – Organización de Naciones Unidas o la OEA – Organización de Estados Americanos, incluyen dentro de su temario la violencia hacia las mujeres e instan a los estados a que tengan en cuenta las sucesivas recomendaciones que se hacen sobre este problema y adopten medidas para su erradicación y prevención.

En 1984 la ONU declaró “la violencia contra las mujeres como el crimen más numeroso del mundo” y en 1994 su Asamblea General definió la violencia de género como:

“todo acto de violencia basado en la pertenencia al sexo femenino que tiene como resultado posible o real un daño o sufrimiento físico, sexual o psicológico en las mujeres, incluidas las amenazas de tales actos, la coacción o la privación de libertad, ya sea que ocurra en la vida pública o en la vida privada”

La violencia hacia las mujeres no es exclusiva de una cultura, edad o clase social, sino que la sufren las mujeres de todos los países, tanto desarrollados como en vías de desarrollo, de todas las edades, porque sufren violencia las niñas, las mujeres jóvenes, adultas y de mayor edad y de todas las clases sociales, las económicamente más poderosas y las más desfavorecidas.

Las mujeres sufren violencia por el hecho de ser mujeres, 
sin que exista ninguna otra razón.

Volver al indice

CONCEPTO DE VIOLENCIA

La violencia contra las mujeres contenida en LA LEY (1/2004 de 28-12-04) DE MEDIDAS DE PROTECCIÓN INTEGRAL CONTRA LA VIOLENCIA DE GÉNERO comprende todo acto de violencia física o psicológica, incluidas las agresiones a la libertad sexual, las amenazas, las coacciones, o la privación arbitraria de libertad, que produzcan los hombres respecto de las mujeres que sean o hayan sido cónyuges, pareja de hecho o novias.

Volver al indice

Tipos de violencia

  • Maltrato físico: Incluye cualquier acto de agresión física, desde puñetazos, patadas, amagos de estrangulamiento, empujar o excluir, a emplear un arma o matar.
  • Maltrato psicológico: Consiste en frecuentes desvalorizaciones (críticas y humillaciones permanentes), posturas y gestos amenazantes (amenazas de violencia, de suicidio o de llevarse a los niños), conductas de restricción (control de las amistades, limitación del dinero o restricción de las salidas de casa), conductas destructivas (referidas a objetos de valor económico o afectivo, o al maltrato de animales domésticos) y, por último, culpabilización a ella de las conductas violentas de él.
  • Maltrato sexual: Incluye todas las conductas relacionadas con la actividad sexual que se le imponen a la víctima contra su voluntad: tocamientos, acoso, hostigamiento sexual, violación…

Estas formas de violencia no son excluyentes, pueden ocurrir todas juntas. La violencia psicológica siempre estará presente en las otras, dadas las consecuencias que se derivan de ellas, y es la única que puede aparecer aisladamente.

Volver al indice

EL CICLO DE LA VIOLENCIA

Los actos de violencia se repiten y aumentan mientras continúa la relación. Esto es lo que se denomina el ciclo de la violencia, que consta de tres fases y que, una vez instalado en una relación de pareja, es muy difícil frenarlo, tendiendo a repetirse con más frecuencia:

  • Acumulación de tensión: Es el resultado de la acumulación de conflictos en la pareja. Se detecta al observar cambios imprevistos y repentinos en el estado de ánimo del agresor. Reacciones agresivas a sus frustraciones o ante cualquier señal de independencia que manifieste la mujer.
  • Explosión de la violencia:Es el resultado de la tensión acumulada. Descarga de la tensión acumulada en la fase anterior. Esta descarga puede adoptar distintas formas y grados de intensidad.
  • Luna de miel: Es la fase de la manipulación afectiva. Disminuye la tensión. El agresor puede pedir perdón y prometer no volver a llevar a cabo acciones violentas. Reconoce su culpa y resurge la relación. Sin embargo, esta etapa dará paso a una nueva fase de tensión.

Volver al indice

Los niveles en el ciclo de la violencia

  • Inicio: Amenazas, insultos, silencios, burlas, rotura de objetos…
  • Moderado: Aislamiento social, control del dinero familiar, empujar, agarrar…
  • Grave: Registros, privación de necesidades básicas (alimento, sueño…), abofetear, pinchar, dar patadas, morder…
  • Muy grave: Asfixiar, agredir con objetos contundentes, violación, uso de armas, quemar…

Volver al indice

SEÑALES DE ALERTA PARA DETECTAR LA VIOLENCIA

Tu pareja

  • Ignora tus sentimientos con frecuencia.
  • Ridiculiza o insulta a las mujeres como grupo.
  • Utiliza su visto bueno, aprecio o afecto como premio o castigo.
  • Te humilla en privado o en público (críticas, insultos, gritos).
  • Rechaza mantener relaciones sociales en tu compañía.
  • Te controla el dinero y toma las decisiones.
  • No te “permite” trabajar.
  • Te aísla de tus familiares y amistades.
  • Con frecuencia amenaza con abandonarte o con hacerte daño a ti y a tu familia.
  • Castiga o priva de cuidados a los/as hijos/as.
  • Amenaza con quitarte a las/os hijas/os en caso de dejarlo.

Tu

  • Tienes con frecuencia diversos malestares físicos, como dolor de cabeza, de espalda, torácico, abdominal, pélvico; insomnio, ahogos.
  • Lesiones agudas en múltiples puntos en forma de magulladuras, erosiones, cortes…
  • Padeces: ansiedad, confusión, depresión, sentimientos de culpa, baja autoestima…
  • Presentas dolores inespecíficos.

Volver al indice

QUÉ HACER

Volver al indice

Evaluación del riesgo

No es un tema sencillo dado que no existe un medidor con el que se puedan establecer niveles de gravedad. Sin embargo existen ciertos indicadores que ayudarán a detectar el riesgo existente, basándose fundamentalmente en:

  • Frecuencia de los incidentes violentos: ante mayor habitualidad más riesgo de peligro.
  • Severidad y gravedad de las lesiones físicas o consecuencias emocionales producidas en anteriores ocasiones.
  • Percepción de la gravedad que manifiesta la mujer: mayor riesgo ante la minimización.
  • Reacciones anteriores del agresor ante tentativas de ruptura.
  • Posesión de armas o antecedentes penales por conducta violenta.
  • Primera tentativa de ruptura firme o primera denuncia.
  • Amenazas del agresor: descripción de la acción de maltrato.
  • Cuando la mujer manifiesta al agresor su propósito de abandonarlo o de poner fin a su convivencia, o se encuentra en proceso de finalizarla.
  • Cuando el agresor quebranta/incumple una posible orden de protección o alejamiento obtenida por la mujer.

Volver al indice

Cómo actuar ante un ataque violento

  • Si puedes salir, llama a ADAVAS, o a la policía o guardia civil; te ayudarán a buscar un lugar donde instalarte (casa de acogida, familiares…)
  • Ten siempre a mano los teléfonos que puedas necesitar (policía, guardia civil, familiares, asociación…)
  • Si el ataque es inevitable, protege con los brazos la cabeza y la cara.
  • Haz todo el escándalo posible para que te oiga el vecindario.
  • Concierta con tus vecinos una señal para que llamen a la policía o guardia civil cuando necesites ayuda.
  • Anota las situaciones de violencia que sufras (fechas, qué ocurrió, si presentaste denuncia)
  • Guarda todas las pruebas con las que cuentes (partes de lesiones, denuncias, objetos destruidos, ropa rota...)
  • Enseña a tus hijos/as a conseguir ayuda y a protegerse cuando comiencen episodios violentos.
Si no puedes llamar a la policía o te impide salir, abre la  
puerta, grita, pide socorro y llama al vecindario… no te calles.

Volver al indice

LA DENUNCIA

No tengas miedo de iniciar acciones legales contra tu pareja. 
Es una manera de protegerte, demostrándole que la sociedad
tiene recursos para castigar las conductas violentas.
  • Denunciar es poner en conocimiento de las autoridades el maltrato sufrido, tanto físico como psíquico, para que se inicien las medidas protectoras para ti y tus hijas/os y recaigan sobre el agresor las consecuencias legales de sus actos.
  • Si hay daños físicos, acude a un centro de salud o servicio de urgencias de los hospitales para que te den un parte de lesiones. Es importante que expliques el origen de estas lesiones.
  • Para poner la denuncia puedes acudir a la Comisaría (en León y Ponferrada dirígete al SAF – Servicio de Atención a la Familia), cuartel de la guardia civil, o a los juzgados.
  • Además, puedes solicitar la Orden de Protección, mediante la que se establecen medidas de naturaleza social, civil y penal.
  • Recibida la solicitud, el juez de guardia te convocará a una audiencia urgente que habrá de celebrarse en un plazo máximo de 72 horas desde la presentación de dicha solicitud. Las medidas que el juez podrá acordar son las siguientes:
    • Medidas de protección civil (atribución del uso y disfrute de la vivienda, régimen de custodia de las/os hijas/os…).
    • Medidas de carácter penal (prohibición de aproximación del agresor, prisión provisional…).
    • Medidas de asistencia y protección social (asistencia jurídica gratuita, acceder a ayudas económicas…).

Volver al indice

LA SEGURIDAD DESPUÉS DE LA SEPARACIÓN

Si consigues que tu agresor se vaya o has conseguido una orden de protección:

  • Cambia inmediatamente la cerradura.
  • Solicita el cambio de tu número telefónico.
  • Procura realizar todos los cambios posibles en tu vida (horarios, lugares que frecuentas…).
  • Los hombres violentos muchas veces persiguen a su ex compañera, pues no se resignan a perder su lugar de poder y dominio en la familia. Estate preparada para esto.
  • Informa de tu situación a vecinos/as, familiares y compañeros/as de trabajo.
  • Hay que denunciar cualquier amenaza o acoso, es la única garantía de protección.

Volver al indice

Los hijos/as ante la ruptura

  • Explica a tus hijos/as con claridad lo que sucede sin dramatizar la situación.
  • Razona con ellos por qué es necesaria la separación y por qué durante algún tiempo no verán a su padre.
  • No pongas en duda que ellos quieren al padre, pero aclara que su comportamiento es inadmisible y peligroso, que su violencia debe terminar definitivamente.
  • Los menores están asustados, intenta no hablarles angustiada, enfadada ni emplees insultos al referirte a su padre
Procura educar a tus hijos e hijas en valores de 
responsabilidad e igualdad.
Responsabiliza e implica por igual a niños y niñas, en el 
reparto equitativo de las tareas de la casa.

Volver al indice

ADAVAS – ASOCIACIÓN DE AYUDA A VÍCTIMAS DE AGRESIONES SEXUALES Y VIOLENCIA DOMÉSTICA

Volver al indice

¿Qué ofrece?

Ofrece asistencia y asesoramiento GRATUITO a cualquier persona que haya sido víctima de un delito contra la libertad sexual (agresión sexual, abuso sexual, acoso, exhibicionismo…), o de malos tratos (agresiones físicas o psicológicas, amenazas, coacciones e injurias de la pareja o ex pareja).

Ejerce esta asistencia a través de:

  • Teléfono de información permanente 987 230 062
    Atiende todas las llamadas de denuncia, consulta o cualquier tipo de información que se solicite sobre este tema.
  • Despacho jurídico
    Se hace cargo de todos los trámites legales: asesoramiento, acusación particular, recursos y todas aquellas gestiones que se dirijan a una eficaz aplicación de la justicia.
  • Gabinete psicológico
    Presta ayuda y tratamiento en aquellos casos que así lo requieran, tanto a la víctima como a sus familiares. Se ofrecen sesiones individualizadas y también terapias de grupo.

Es importante acudir a la Asociación, porque:

  • Presta asistencia especializada desde el mismo momento en que se solicita.
  • Acompaña a la víctima, siempre que sea necesario, a interponer la denuncia, en el hospital, el día del juicio y para cualquier otro trámite que sea necesario.
  • Informa en todo momento de los trámites policiales y judiciales seguidos.
  • Ejerce la acusación particular: En este tipo de delitos la sociedad ejerce la acusación pública a través del/la fiscal, pero además la víctima puede dar a la Asociación el poder para ejercer la acusación particular. ADAVAS se encarga del asesoramiento y realización de los trámites legales desde la presentación de la denuncia, y participa en la investigación de los hechos y en el juicio oral, si se celebra, así como en los recursos que puedan interponerse.

Volver al indice

Actividades

ADAVAS, además de la asistencia a las victimas de violencia, en cumplimiento de sus objetivos, realiza otras tareas como:

  • Sensibilización social, mediante charlas en asociaciones, barrios, pueblos…, para que este tipo de delitos se conozcan, se denuncien y se sepa actuar en el supuesto de ser víctima de uno de ellos.
  • Programas de prevención de violencia machista para adolescentes y otros colectivos. A través de la educación y la prevención estos delitos irán desapareciendo.
  • Formación de los profesionales que atienden a las víctimas, impartiendo cursos de formación a la Policía, Guardia Civil, Personal Sanitario, Trabajadores/as Sociales..., ya que es a estos colectivos a quienes suele acudir la víctima en primer lugar; por tanto, deben saber cómo se actúa en estos casos, cómo hay que tratarla, lo que deben decir o lo que deben omitir.
  • Investigación y estudios sobre la violencia machista, prevención, causas…

Volver al indice

RECURSOS DISPONIBLES PARA MUJERES VÍCTIMAS DE MALOS TRATOS

Es importante saber que existen diferentes servicios, recursos y profesionales especializados que pueden ayudar a las víctimas de malos tratos.

Se recogen a continuación de forma resumida los recursos (de protección, sociales, económicos, laborales…) de los que se dispone en la provincia de León.

Desde ADAVAS podemos asesorarte e informarte, ayudándote a buscar soluciones adecuadas a tus necesidades personales en coordinación con otros servicios sociales.

Las direcciones y teléfonos figuran en el apartado de Direcciones y teléfonos de interés

Volver al indice

Teléfonos de protección

POLICÍA MUNICIPAL DE LEÓN

REQUISITOS

  • Sin denuncia.
  • Con denuncia.
  • Con orden de protección o alejamiento.
  • Sin orden de protección o alejamiento

AMBITO

  • Residentes en el municipio de León.

COMO SE CONSIGUE

  • Entrevista previa en el Centro de Información de las Mujeres del Ayuntamiento de León.

POLICÍA NACIONAL

REQUISITOS

  • Con orden de protección o de alejamiento.

AMBITO

  • Municipio de León.
  • Municipio de San Andres del Rabanedo.

COMO SE CONSIGUE

  • Comisaría León – SAF (Servicio de Atención a la Familia).
  • Comisaría de San Andres del Rabanedo.

TELEASISTENCIA MÓVIL PARA VÍCTIMAS DE VIOLENCIA DE GÉNERO

REQUISITOS

  • Con orden de protección o de alejamiento.
  • Sin orden de protección o alejamiento (previo informe del CEAS).

AMBITO

  • Provincia de León.

COMO SE CONSIGUE

  • Solicitarlo en el CEAS (Centro de Acción Social) donde resida la mujer.

Volver al indice

Casas de acogida

CENTRO DE EMERGENCIAS 983 336 777

FORMA INGRESO

  • Tiene que solicitarla la propia víctima en la Policía Nacional, Guardia Civil, Servicio Sanitario de Urgencias, Juzgado de Guardia o Centro de Información de la Mujer de la Junta de C. y León, hayan puesto o no denuncia.

OBSERVACIONES

  • El ingreso es inmediato.

CASAS DE ACOGIDA

FORMA INGRESO

  • León: Dirigirse al CENTRO DE INFORMACIÓN DE LAS MUJERES del Ayuntamiento.
  • Ponferrada: Acudir al CENTRO DE INFORMACIÓN DE LA MUJER del Ayuntamiento.
  • San Andrés: Dirigirse al CENTRO DE INFORMACIÓN DE LA MUJER del Ayuntamiento.
  • Resto de la provincia: Acudir al CEAS correspondiente.

OBSERVACIONES

  • Los centros de información de la mujer o los CEAS hacen un informe que remiten a la Comisión de Casas de Acogida.
  • El ingreso tarda un mínimo de 10 días.

Volver al indice

Ayudas económicas

RAI – RENTA ACTIVA DE INSERCIÓN

DONDE SE SOLICITA

  • Oficinas del ECYL* correspondiente.

REQUISITOS

  • Estar inscrita en el ECYL.
  • Carecer de rentas superiores al 75% del SMI*
  • Permiso de residencia y trabajo (Extranjeras)

DURACIÓN

  • 11 meses (renovable).

AYUDA ECONÓMICA ORDEN FAM/785/06

DONDE SE SOLICITA

  • Centro de Información de la Mujer de la Junta de C. y León (Edificio Junta – 2ª planta).

REQUISITOS

  • Estar inscrita en el ECYL.
  • Carecer de rentas superiores al 75% del SMI*.
  • Dificultades en la obtención de empleo.
  • Permiso de residencia y trabajo (Extranjeras).

DURACION

  • De 6 a 24 meses.

IMI – INGRESO MÍNIMO DE INSERCIÓN

DONDE SE SOLICITA

  • CEAS correspondiente.

REQUISITOS

  • Estar inscrita en el ECYL
  • Ningún miembro de la familia debe estar de alta en la Seguridad Social.
  • Carecer de medios económicos para atender necesidades básicas.
  • Permiso de residencia y trabajo (Extranjeras).

DURACIÓN

  • De 6 a 12 meses (renovable).

AYUDAS DE URGENTE NECESIDAD

DONDE SE SOLICITA

  • CEAS correspondiente.

REQUISITOS

  • Carecer de medios económicos para atender necesidades básicas.
  • Situaciones graves y urgentes.

DURACIÓN

  • Pago único, variable dependiendo de para qué se dé la ayuda (alquiler, comida, luz, calefacción...).

*ECYL – Empleo en Castilla y León (oficina de empleo)

*SMI – Salario Mínimo Interprofesional

Volver al indice

Ayudas para la vivienda

ALQUILER

SOLICITUD

  • Servicio Territorial de Fomento. Edifício Junta.

OBSERVACIONES

  • Ayudas para el pago del alquiler.
  • Preferencia para mujeres víctimas de malos tratos.

COMPRA

SOLICITUD

  • Servicio Territorial de Fomento. Edifício Junta.

OBSERVACIONES

  • Ayuda para la compra de vivienda.
  • Preferencia para mujeres víctimas de malos tratos.

Volver al indice

Búsqueda de empleo

SERVICIO REGIONAL DE COLOCACIÓN

DIRECCIÓN

  • 902 208 080

OBSERVACIONES

  • Agencia Pública de Empleo.

PLAN DIKE

DIRECCIÓN

  • Centro Información Mujer. Edificio Junta 2ª planta.

OBSERVACIONES

  • Bolsa de empleo para mujeres víctimas de malos tratos.

RED DE ORIENTACIÓN LABORAL

DIRECCIÓN

  • Edifício Junta 2ª planta.

OBSERVACIONES

  • Información sobre bolsas de empleo, elaboración del currículum …

Volver al indice

Derechos laborales

La legislación vigente garantiza a las mujeres víctimas de malos tratos una serie de derechos laborales con la finalidad de que puedan conciliar sus obligaciones laborales con sus necesidades de protección y recuperación.

Para acceder a estos derechos, es necesario acreditar la situación de violencia mediante la sentencia por la que se condene al agresor, la orden de protección o, excepcionalmente y hasta que se dicte ésta, mediante informe del fiscal que indique la existencia de indicios de que la mujer está sufriendo malos tratos.

Derechos de las trabajadoras por cuenta ajena

  • Reducción de jornada laboral, que conlleva una reducción del salario en la misma proporción.
  • Preferencia en el cambio de centro de trabajo con reserva del puesto de trabajo durante los 6 primeros meses.
  • Suspensión de la relación laboral con reserva del puesto de trabajo durante 6 meses y que se podrá prorrogar hasta un máximo de 18 meses, teniendo derecho a las prestaciones por desempleo.

Derechos de las trabajadoras por cuenta propia

  • Si tienen que cesar su actividad para hacer efectiva su protección, no están obligadas a cotizar durante un período de 6 meses, que se considerarán como cotizados a efectos de las prestaciones de la Seguridad Social.

Volver al indice

PREVENCIÓN DE LOS MALOS TRATOS

La prevención es una parte fundamental para conseguir la erradicación de este problema.

Es importante que todas las personas aprendan a resolver sus conflictos y diferencias sin recurrir en ningún caso a la violencia, y a asumir que “somos iguales”.

La educación en la igualdad entre hombres y mujeres y la preparación para la resolución de conflictos son los pilares básicos de la prevención de los malos tratos. También es necesario visualizar todas las formas de violencia contra la mujer para reconocerlas como un problema social y como conductas aprendidas, para así rechazarlas, desacreditando todos aquellos aspectos que buscan el sometimiento de las mujeres.

Prevenir significa actuar antes de que surja el problema; por eso el objetivo básico de la prevención es eliminar los factores individuales, familiares y sociales que contribuyen a la aparición y mantenimiento de la violencia hacia las mujeres. También la prevención puede plantear otros objetivos, como detectar y tratar temporalmente las conductas violentas o intervenir sobre situaciones problemáticas que ya han sido objeto de tratamiento, para evitar posteriores complicaciones y recaídas.

La prevención se puede realizar desde diferentes ámbitos:

Volver al indice

Familia

La institución básica de la socialización patriarcal es la familia, el ámbito donde más pronto se aprenden las desigualdades entre hombres y mujeres. La familia es básica para el aprendizaje de los malos tratos y consecuentemente el lugar para cambiar y romper con los modelos violentos. Es necesario que se favorezca el diálogo y la negociación, el respeto de los derechos de todos y todas para alcanzar la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres. Es importante:

  • Educar desde modelos totalmente igualitarios, no estereotipar desde la cuna, formando personas autónomas.
  • Aprender formas no violentas de resolución de los pequeños conflictos familiares.
  • Dar las mismas oportunidades a las niñas y a los niños en todos los aspectos de la vida.
  • Erradicar viejos modelos educativos: “si te pegan, pega”, insultos…
  • Supervisar las publicaciones que leen los/as adolescentes y cuáles son sus modelos de referencia.
  • Reflexionar sobre qué juguetes se compran a niños y niñas (video consolas con juegos violentos), cómo las/os vestimos (rosa para las niñas y azul para los niños).

Volver al indice

Escuela

Es muy importante que los niños y las niñas crezcan y se eduquen dentro de un marco de igualdad y que se refuercen todas las conductas que favorezcan un desarrollo igualitario para ambos sexos. La escuela debe aplicar medidas para fomentar la educación en la igualdad entre hombres y mujeres. Se deben trabajar aspectos como:

  • Aprender a resolver los conflictos entre compañeros/as sin tener que recurrir a la violencia.
  • Promover modelos positivos de masculinidad no basados en la fuerza y la agresividad.
  • Trabajar para romper con los estereotipos sexistas y violentos mediante talleres o cursos.
  • Favorecer comportamientos cívicos desde la perspectiva de la igualdad.

Volver al indice

Comunidad

La comunidad o sociedad es el conjunto de todas las personas que viven en un determinado contexto geográfico, social y cultural.

Muchas veces decir “la violencia contra la mujer es un problema social” deja a las personas tranquilas a nivel individual ya que se elude su responsabilidad.

Cada persona puede hacer algo para que no se perpetúen modelos violentos y desigualitarios; como, por ejemplo, no reírse de chistes machistas o educar en igualdad a niños y niñas.

Debemos tener en cuenta:

  • Nunca hay que justificar la utilización de la violencia como modo de resolución de conflictos.
  • Erradicar del vocabulario expresiones como “si te pega, algo habrás hecho”.
  • Reflexionar sobre los mitos referidos a este tema con la sensibilidad que estos asuntos merecen y transmitir las conclusiones en aquellos grupos en los que se participa (amigos/as, asociaciones…).
  • Nunca se debe justificar la conducta del agresor ni culpabilizar a la víctima.

Volver al indice

CAUSAS DE LOS MALOS TRATOS

Independientemente del contexto donde se produce la violencia y las variantes que ésta tenga, la violencia siempre tiene como base la desigualdad entre mujeres y hombres.

Esta desigualdad tiene su origen en la creencia de que hombres y mujeres son diferentes y ellos son superiores a ellas. Dicha creencia se reproduce en la familia, en la pareja y forma parte del esquema de pensamiento y, por tanto, del comportamiento de las personas.

La violencia no es producto de trastornos mentales o psicopatológicos, sino el resultado de una compleja combinación de factores históricos, culturales, sociales, institucionales y familiares.

Volver al indice

El contexto socio cultural y educativo

Se ha basado durante siglos, y hasta hace muy poco, en un sistema de creencias que ha apoyado la idea de que el hombre es superior a la mujer. Esta idea ha tenido gran influencia en el proceso de socialización de las personas; de forma que se ha educado a hombres y mujeres atribuyéndoles determinadas características y funciones claramente diferenciadoras y desigualitarias por el solo hecho de ser de uno u otro sexo. Es lo que se conoce como roles de género, o roles masculino o femenino.

Volver al indice

Características de los roles de género

Rol masculino -> Rol femenino

  • Independiente -> Dependiente
  • Responsable de trabajar fuera de casa -> Responsable de la tareas domésticas
  • Responsable de mantener a la familia -> Responsable de la educación de hijos/as
  • Individualista -> Sumisa
  • Racional -> Impulsiva
  • Activo -> Pasiva
  • Inteligente -> No inteligente
  • Fuerte -> Débil
  • Dominante -> Afectiva
  • Frío -> Cariñosa
  • No emotivo -> Emotiva

A través de este proceso se aprende a ser masculinos y femeninos según las expectativas sociales.

La identidad de género se adquiere prácticamente desde el primer momento del nacimiento, a través del trato que se recibe en función del sexo y, posteriormente, a través de lo que se oye y se observa, tanto en la familia como en otras estructuras de socialización (escuela, medios de comunicación…).

Desde la infancia se educa a las niñas para obedecer, cuidar y entregarse a los demás, sin valorar las propias necesidades. A los niños, para vencer, luchar, competir y conquistar. Ambos aprenden el papel que desempeñan las personas adultas del mismo sexo, con la diferencia de que las cualidades masculinas están mejor valoradas que las femeninas, pues conducen al éxito y al poder. Por el contrario, no se gratifican ni reconocen las tareas básicas para la sociedad que realizan las mujeres, pues se supone que forman parte de ese espíritu de entrega hacia los demás.

Los estereotipos de género sientan las bases para el desequilibrio de poder, colocando al hombre en una situación de superioridad respecto a la mujer, la cual se ha visto obligada socialmente a desempeñar un papel secundario y de subordinación con respecto al primero, creando así un verdadero caldo de cultivo para el ejercicio de la violencia del hombre hacia la mujer.

Volver al indice

La familia

La familia tradicional está claramente jerarquizada. El hombre tiene el poder y está siempre por encima de la mujer y el resto de miembros de la familia. Esto ha hecho que en esta estructura social se hayan transmitido y perpetuado los estereotipos de género y se haya normalizado el uso de la violencia como medio para restablecer el orden familiar y el poder del jefe de familia, cuando cualquiera de sus miembros ha intentado transgredir las normas impuestas por él.

Este tipo de familia funciona así: El jefe (padre) manda, ejerce la autoridad, toma decisiones, impone disciplina y castiga; el resto (la madre e hijos e hijas) obedece, respeta; y quien no haga esto puede ser castigado/a. La violencia es el castigo.

Además, en la familia se trasmiten modelos de comunicación y negociación, formas de resolución de conflictos, y de expresión de las emociones positivas y negativas.

Los valores ligados a la desigualdad entre mujeres y hombres y 
algunos modelos violentos de resolución de conflictos suelen
utilizarse a la hora de justificar la violencia.

Volver al indice

DIRECCIONES Y TELÉFONOS DE INTERÉS

ADAVAS – Asociación de Ayuda a Víctimas de Agresiones Sexuales y Violencia Doméstica

  • Gran Vía de San Marcos 4 - 2º Dcha. 24002 León
  • Telf./Fax: 987 230 062

TELÉFONO DE INFORMACIÓN SOBRE VIOLENCIA DE GÉNERO Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales (24 horas)

  • 016
  • Personas con discapacidad auditiva 900 116 016

TELÉFONO DE INFORMACIÓN DE LA MUJER – Instituto de la Mujer: (Gratuito las 24 horas)

  • 900 191 010
  • Personas con discapacidad auditiva 900 152 152

TELÉFONO DE INFORMACIÓN DE RECURSOS PARA LA MUJER - Dirección General de la Mujer – Junta de Castilla y León (Gratuito)

  • 900 333 888

SECCION MUJER – Departamento Territorial de la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades

  • Avda. Peregrinos s/n 24071 – León Telf.: 987 296 050 y 987 296 978

POLICIA NACIONAL: 091

  • Comisaría de Astorga: Plaza de San Miguel, 4. Telf.: 987 616 091
  • Comisaría de León: C/ Villabenavente, 6. Telf.: 987 218 900. SAF (Servicio de Atención a la Familia) Telf.: 987 218 933, 987 218 962 y 987 218 931
  • Comisaría de Ponferrada: Rio Oza, s/n. SAF (Servicio de Atención a la Familia). Telf.: 987 409 117 y 987 409 110.
  • Comisaría de San Andrés del Rabanedo: Glorieta Donantes de Sangre, 1. Telf.: 987 875 276

GUARDIA CIVIL: 062. EMUME (Equipo Mujer y Menores)

  • León: c/ Fernández Ladreda, 65. Telf.: 987 253 211 ext. 2296
  • Armunia: c/ San Juan Bosco, 28. Telf.: 987 200 307
  • Ponferrada: Avda. Asturias, 40. Telf.: 987 456 487
  • Villablino: c/ Doctor Fleming, 7. Telf.: 987 470 025

POLICIA MUNICIPAL DE LEON: 092

  • Paseo del Parque s/n. Telf.: 987 255 500

JUZGADOS

  • Astorga: Plaza de los Marqueses de Astorga, 5. Telf.: 987 615 063 – 987 615 219
  • La Bañeza: Paseo General Benavides, 27. Telf.: 987 640 464 – 987 644 403
  • Cistierna: c/ Doctor Rivas, 2. Telf.: 987 700 273
  • León: Paseo Ingeniero Sáenz de Miera, 6. Telf.: 987 895 130
  • Ponferrada: Avda. Huertas del Sacramento, s/n. Telfs.: 987 451 261
  • Sahagún: C/ Alhóndiga, 25. Telf.: 987 780 002
  • Villablino: Plaza de la Constitución, s/n. Telf.: 987 470 056

OFICINAS DE ATENCIÓN A VÍCTIMAS

  • León: Edificio de los Juzgados. Paseo Ingeniero Sáenz de Miera, 6. Telf.: 987 895 175
  • Ponferrada: Edificio de los Juzgados. Huertas del Sacramento, 14. Telf: 987 451 249

CENTROS DE INFORMACIÓN DE LA MUJER

  • León: Avda. Padre Isla, 57. Telf.: 987 276 970
  • Ponferrada: c/ Esteban de la Puente (Edificio Mirador). Telf.: 987 428 462
  • San Andrés del Rabanedo: c/ Victoriano Crémer, 1-5 (Casa de Cultura de Pinilla). Telf: 987 221 504
  • Villaquilambre: c/ San Miguel 7 1ª planta (Casa de Cultura) Navatejera. Telf: 987 287 785

PAGINAS WEB

VOCABULARIO

Empatía

Significa simpatizar; describe la capacidad de una persona de vivenciar la manera en que siente otra persona y de compartir sus sentimientos, lo cual puede llevar a una mejor comprensión de su comportamiento o de su forma de tomar decisiones. Es la habilidad para entender las necesidades, sentimientos y problemas de los demás, poniéndose en su lugar, dando respuesta de forma correcta a sus reacciones emocionales.

Género

Designación de lo que se considera propio de las mujeres (femenino) o propio de los hombres (masculino) y se atribuye como prejuicio sociocultural a unas y a otros. No suele coincidir en el tiempo ni en las culturas, y varía continuamente, pues se deriva de las costumbres y las condiciones económicas de cada sociedad. Las características que conforman el género se aprenden y se pueden educar, pues son mandatos sociales y no se nace con ellas.

Maltratar

Dar a algo o a alguien malos tratos. Causar males o daños.

Orden de alejamiento

Es una medida de distanciamiento entre el agresor y la víctima y se ha venido configurando como el elemento básico para conseguir la adecuada protección de la integridad física y moral de ésta: la falta de contacto físico y el fin de la convivencia determinan una reducción drástica del riesgo de reiteración de los actos violentos.

Puede ser adoptada como medida cautelar con la finalidad de proteger a la víctima o a otras personas, desde los primeros momentos de la instrucción del proceso, pero también en cualquier momento durante su tramitación.

Más tarde, y tras la celebración del correspondiente juicio, puede ser impuesta.

  • Como pena accesoria, en caso de sentencia condenatoria.
  • Como medida de seguridad, en determinados supuestos.
  • Como condición para la suspensión de la pena impuesta en sentencia condenatoria.

Orden de protección

Es una resolución judicial que, en los casos en que existen indicios fundados de la comisión de delitos o faltas de violencia machista o familiar y exista una situación objetiva de riesgo para la victima, ordena su protección mediante la adopción de medidas cautelares civiles y/o penales, además de activar las medidas de asistencia y protección social necesarias.

Sexo

Conjunto de elementos que constituyen las diferencias entre machos y hembras. En la especie humana diferencias biológicas (anatómicas y fisiológicas) entre hombres y mujeres que hacen posible la reproducción de la especie. Son universales y, por tanto, coinciden en el tiempo y cultura.

Sistema patriarcal

Orden de poder. Está basado en la superioridad de los hombres y de lo masculino sobre las mujeres y lo femenino.

Violencia doméstica

Es la violencia que se ejerce en el ámbito doméstico entre personas con lazos de parentesco o que viven en el mismo domicilio, excepto la que se ejerce contra las mujeres que son o hayan sido pareja del agresor, ya que entonces se denomina legalmente violencia de género.

Violencia de género

Violencia sufrida por las mujeres como consecuencia de los condicionantes socioculturales que actúan sobre el género masculino y femenino, situándolas en una posición de subordinación a los hombres.

Violencia machista

Violencia que los hombres ejercen contra las mujeres por motivos de género.

Volver al indice

BIBLIOGRAFIA

GENERAL

  • LAS SEMILLAS DE LA VIOLENCIA. Luis Rojas Marcos. Edit. Espasa Calpe 1995
  • HOMBRES VIOLENTOS: MUJERES MALTRATADAS: APORTES A LA INVESTIGACIÓN Y TRATAMIENTO DE UN PROBLEMA SOCIAL. Graciela Ferreira. Edit. Suramericana 1992
  • LA VIOLENCIA DOMÉSTICA CONTRA LAS MUJERES. Informe del Defensor del Pueblo 1998
  • LA VIOLENCIA DOMÉSTICA. INFORME SOBRE MALOS TRATOS A MUJERES EN ESPAÑA. Inés Alberdi, Natalia Matas. Fundación La Caixa 2002
  • VIOLENCIA CONTRA LAS MUJERES. MANUALES DE FORMACION (ÁMBITOS SANITARIO, SOCIAL, POLICIAL, JURÍDICO). Instituto Andaluz de la Mujer 2002
  • MI MARIDO ME PEGA LO NORMAL. Miguel Lorente Acosta. Edit. Ares y Mares 2000
  • UNA JUEZ FRENTE AL MALTRATO. Raimunda de Peñafort. Edit. Debate 2005
  • DAR LA MEDIA VUELTA. UN MÉTODO DE VALORACIÓN DE CASOS DE MALOS TRATOS. Patricia Franco Andía, Mª Jesús Lapeña Jiménez. Edit. Libros Certeza 1999

ASPECTOS MÉDICO FORENSES

  • AGRESIÓN A LA MUJER – MALTRATO, VIOLACIÓN Y ACOSO. Miguel Lorente Acosta. Edit. Comares 1998
  • RECONOCIMIENTO Y PREVENCIÓN DE LA VIOLENCIA DOMÉSTICA EN EL ÁMBITO SANITARIO. Cómo hacer las preguntas correctas y reconocer el maltrato. Patricia R. Salber, Ellen Taliaferro. Edit. CEDECS 2000
  • VIOLENCIA DOMÉSTICA: SU IMPACTO EN LA SALUD FÍSICA Y MENTAL DE LAS MUJERES. Patricia Villavicencio Carrillo, Julia Sebastián Herranz. Instituto de la Mujer 1999
  • LA ATENCIÓN SOCIOSANITARIA ANTE LA VIOLENCIA CONTRA LAS MUJERES. Belén Nogueiras García, Ángeles Arechederra Ortiz, Luis Bonino Méndez. Instituto de la Mujer 2001
  • SUICIDIO Y VIOLENCIA DE GÉNERO. Miguel Lorente Acosta, Cruz Sánchez de Lara Soriano, Covadonga Naredo Cambor. Federación Mujeres Progresistas 2006

ASPECTOS PSICOLÓGICOS

  • MANUAL DE VIOLENCIA FAMILIAR. Enrique Echeburúa, Paz Corral. Edit. Siglo XXI 1998
  • EL ACOSO MORAL. EL MALTRATO PSICOLÓGICO EN LA VIDA COTIDIANA. Marie France Hirigoyen. Edic. Paidós 1999
  • MUJERES MALTRATADAS. Marie France Hirigoyen. Edic. Paidós 2006
  • DEPENDENCIA EMOCIONAL. CARACTERÍSTICAS Y TRATAMIENTO. Jorge Castelló Blasco. Edit. Alianza Editorial 2005

PREVENCIÓN

  • NADANDO CONTRA CORRIENTE. BUSCANDO PISTAS PARA PREVENIR LA VIOLENCIA MASCULINA EN LAS RELACIONES DE PAREJA. Oswaldo Montoya Tellería. Puntos de Encuentro. Nicaragua 1998
  • VIOLENCIA DE GÉNERO Y CURRICULUM. UN PROGRAMA PARA LA MEJORA DE LAS RELACIONES INTERPERSONALES Y LA RESOLUCIÓN DE CONFLICTOS. Fernando Barragán y otros. Edic. Aljibe 2001
  • PREVENIR LA VIOLENCIA CONTRA LAS MUJERES: CONSTRUYENDO LA IGUALDAD (Programa para Educación Secundaria). Mª José Díaz Aguado. Instituto de la Mujer. 2002
  • MANUAL DE PREVENCIÓN DE LA VIOLENCIA DE GÉNERO PARA ADOLESCENTES. Cristina Alvarez. Ana Delso. Cruz Roja 2001
  • GUÍA DE PREVENCIÓN DE LA VIOLENCIA DE GÉNERO. Asociación de Mujeres Jóvenes 2000
  • CHICOS SON HOMBRES SERÁN – CÓMO ROMPER LOS LAZOS ENTRE MASCULINIDAD Y VIOLENCIA. Myriam Miezdan. Edit. Horas y Horas 1995

MALTRATADORES

  • EL ROMPECABEZAS (Anatomía del maltratador). Miguel Lorente Acosta. Edit. Ares y Mares 2004
  • PERSONALIDADES VIOLENTAS. Enrique Echeburúa. Edit. Pirámide 2000
  • EL PSICÓPATA. Vicente Garrido. Edic. Algar 2000

AUTOAYUDA

  • MANUAL DE AYUDA PARA MUJERES MALTRATADAS. Angeles Alvarez Alvarez. Ayto. de Rivas – Vaciamadrid 1999
  • CUANDO EL AMOR ES ODIO. Susan Foward. Edit. Grijalbo
  • LAS MUJERES QUE AMAN DEMASIADO. Robin Norwood. Edit. Javier Vergara 1987
  • ¿AMAR O DEPENDER?. Walter Riso. Edit. Granica 2005
  • LOS LÍMITES DEL AMOR. Walter Riso. Edit. Granica 2006

    Volver al indice


© ADAVAS 2007. Todos los derechos reservados.

Powered by Plone CMS, the Open Source Content Management System